Ingredientes


• 1 calabacín
• 2 huevos
• 90 gr queso rallado
• Unas hojas de perejil
• Sal y pimienta
• 50 gr de pan rallado
• Queso curado

Elaboración


Con ayuda de una picadora picamos el calabacín sin piel en trocitos muy pequeños, también podemos utilizar un rallador y rallar todo el calabacín. Reservamos.
En un cuenco batimos los dos huevos, añadimos el queso rallado, perejil picado, pizca de pimienta, sal al gusto y el calabacín picado o rallado.
Mezclamos bien y añadimos el pan rallado hasta que obtengamos una masa con la que podamos preparar bolitas. Dejamos enfriar la masa dentro de la nevera durante una hora.
Cuando pase una hora más o menos, hacemos pequeñas bolitas con la masa, aplastamos con las palmas de las manos e introducimos un trocito de queso curado dentro de la bolita, cerramos bien la masa para que el queso quede en su interior y volvemos a formar la bolita
Hacemos los mismos pasos con el resto de la masa y el queso. Rebozamos primero por pan rallado, huevo y de nuevo pan rallado.

Freímos en una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra

Consultala

Deja un comentario